LECHUGA…EFECTOS ADVERSOS

Todas queremos vernos mejor en esta época del año, mucha más piel a la vista jeje, así que comencé mi dieta, asesorada por mi Nutricionista , Quede muy sorprendida con la información  que me entrego sobre la LECHUGA, mi ENSALADA favorita, no hay almuerzo ni cena que no esté presente, escarola, lolo rosa, costIna, marina, la que venga, no podía estar ausente: sola, con tomates, palmitos, unas pocas semillas, nueces etc.….y ahora les cuento porque deberé reducir el consumirla a diario….

LA Lechuga generalmente es la Verdura  estrella de la mayoría de ensaladas que consumimos cuando estamos a dieta o queremos mantener la “línea “esta posee muy pocas calorías, y muchos nutrientes y vitaminas beneficiosas para nuestro organismo, no me voy a detener en este punto, si no, en los efectos adversos para nuestro cuerpo, cuando la consumimos en grandes cantidades (como es mi caso) y de manera habitual todos los días.

Efectos  ADVERSOS de la lechuga en el organismo

El secreto de las lechugas reside en su tronco, concretamente en una sustancia que contienen éstos. Ante todo este tronco está formado por látex, celulosa, que aporta al organismo una sustancia tranquilizante y relajante, hasta ahí perfecto, si no la consumo con el fin de bajar de peso, pero… Esto provoca que reduzca la velocidad del metabolismo. Los efectos de esta sustancia aumentan si la lechuga se consume COCIDA (tortilla o guiso por ejemplo).

Este efecto que produce la lechuga en nuestro metabolismo hace que en el cuerpo se produzca una sensación como de relajación, que a la larga se verá traducida en un aumento de la retención de líquidos en determinadas zonas (en esa estoy yo, así que estoy tomando infusiones de perejil con jengibre, para eliminar esa agua de mi cuerpo)  así como la proliferación de gases que nos darán sensación de hinchazón y malestar. También podemos perder poco a poco el nivel de POTASIO (en mi cuerpo está bajo), el Potasio es esencial para mantener el equilibrio del PH, regula la actividad neuromuscular (evita calambres y dolores musculares), participa activamente en la transmisión del impulso nervioso, nos sentimos más débiles, sensación de fatiga y cansancio, sin razón aparente.

Entre las propiedades de la lechuga esta funciona como un SEDANTE, insisto, por eso no se puede consumir en grandes cantidades ni todos los días, hay que ir variando con otras verduras verdes como apio, rúcula, brócoli, acelga, espinaca etc. especialmente en personas que  desempeñan actividades que requieren un gran esfuerzo físico y mental, ya que EL EXCESO de consumo nos haría sentirnos como si estuviésemos  anestesiados.

Y como si fuera poco, yo tengo problemas RENALES, y al ser Diurética hace que mi riñón trabaje a alta velocidad.

Podemos COMERLA, pero con moderación, ya que tendremos una SOBRECARGA de un mismo Compuesto (alimento), y esto es contraproducente, traten de no consumir sus tallos, pues ahí es donde se concentran los efectos negativos del consumo de LECHUGA, especialmente sedante y diuréticos.

En resumen variemos nuestra alimentación, incorporando a nuestra dieta otros vegetales, obteniendo variedad y beneficios de las otras verduras nombradas, que por cierto poseen muchas propiedades.

El EQUILIBRIO es la clave de la vida…y con la LECHUGA no es la excepción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 5 =

error: Lo sentimos, esta acción no esta permitida !!